Hotel Humboldt- un símbolo ambivalente de Venezuela

Un símbolo de la época dorada

Hotel Humboldt de 14 pisos está ubicado en la cima del cerro Ávila, la montaña y parque nacional alrededor de Caracas. Esta obra de arquitectura fue el gran proyecto llevado por Marcos Pérez Jiménez, el dictador, que gobernó en Venezuela entre 1950 y 1958. El hotel fue proyectado entre los años 1954 y 1957 por el renombrado arquitecto venezolano Tomás José Sanabria. La idea principal fue aumentar el potencial turístico de El Ávila, la montaña que separa Caracas del Mar Caribe. El hotel fue construido en 1956 y fue cierto símbolo de la época dorada y fue una muestra de modernidad y lujo. Sin embargo, el Humboldt funcionó como hotel tan solo unos años y cayó en abandono. La época dorada ahora es la cosa del pasado porque Venezuela ya hace tiempo lucha contra una enorme crisis económica y recesión. De todos modos, los políticos decidieron invertir el dinero en el hotel y hacer la renovación de esta joya de arquitectura.

La restauración de la joya arquitectónica

Esta joya arquitectónica está ubicada en 2140 metros encima del nivel del mar. El conjunto hotelero está imaginado como una isla, compuesta por un cuerpo bajo destinado a servicios, ocio y entretenimiento, y la torre, con 70 habitaciones que tienen una vista de 360 grados hacia la ciudad y el mar. La única manera a llegar hasta el hotel es con un teleférico. Hugo Chávez empezó el proyecto de la restauración de este gran hotel y Nicolás Maduro lo completó después ocho años, en 2018. Ahora el hotel está en la posesión del gobierno y es uno de los edificios más élites en Caracas. Según BBC, Carlos Salas, gerente general del hotel, dijo que una estancia de una noche en este hotel, ubicado dentro de un parque nacional protegido, cuesta alrededor de 300 dólares. El hotel lujoso tiene 69 suites, un spa, una piscina y seis restaurantes.

READ  Jubilados: Alberto Fernández en diciembre ...

El casino en el hotel

El hotel Humboldt también tiene una gran sala de casino. En el casino del hotel se encuentran numerosas máquinas de tragamonedas y ruleta americana. Es curioso que para jugar en el casino del hotel, es necesario realizar las apuestas en petros, una moneda digital en Venezuela. Los jugadores tienen la posibilidad de comprar petros con cualquier criptomoneda, sean dólares, euros o yens. Debido a que Venezuela sufre gran inflación y cada vez es más fácil conseguir bolívares, la moneda local, Maduro decidió aceptar el uso de la moneda estadounidense. Según El Diario Hugo Chávez, el expresidente no quería abrir un casino dentro del hotel. Con los años, la dicha prohibición había cambiado y permitía los casinos solo en hoteles con cinco estrellas ubicados en zonas turísticas. Al final, Maduro decidió apoyar la idea de construcción de un casino dentro del hotel Humboldt. Maduro dijo que se trata de un casino internacional y que todos apuestos se realizaran en petros y que todos recursos de las apuestas el Estado utilizaría para la salud y la educación.

Un símbolo ambivalente

Teniendo en cuenta la mala situación económica y la recesión en Venezuela, el hotel ya no representa una época dorada en Venezuela. Sin embargo, este hotel puede servir a los venezolanos como fuente de nuevos puestos de trabajo y de ganancias de turismo y así mejorar por lo menos un poco el futuro del país.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

Semana Con compromiso